f ¡CAMARADA CAMALEON! | Parlamento Ciudadano

¡CAMARADA CAMALEON!

¡CAMARADA CAMALEON!

“La duda es uno de los nombres de la inteligencia.”   Jorge Luis Borges

                   Algunos dirigentes políticos, que por diversas circunstancias, han quedado “huérfanos” de partido o estructura pero no han renunciado a mantener un cierto grado de protagonismo, encuentran en las nuevas tecnologías y medios de comunicación, un espacio para expresar sus ideas, posiciones, críticas, etc. Con más o menos éxito, estos “dirigentes sin hogar” se han ido incorporando al universo virtual a través de las diferentes aplicaciones que pautan la vida actual. Los más veteranos  no manejan ciertos códigos que son incompatibles con antiguas prácticas y picardias dialécticas del pasado. En estos casos, a quienes caen en esas tentaciones, muchas veces, por impericia o por  soberbia,  el tiro les sale por la culata.

Tal es el caso del empresario Esteban Valenti,  a quien citamos por entender que se trata de un buen ejemplo para ilustrar nuestro tema de referencia. Valenti es publicista, periodista, político militante, ex integrante del Partido Comunista, ex integrante del FLS, ex asesor de Astori, en fin, todólogo y mucho ex.  Hace rato que este multifacético empresario se incorporó al mundo digital de las comunicaciones desde donde viene emitiendo comentarios y reflexiones sobre la realidad política desde una óptica “centro izquierda”, que entendemos,  refleja el sentir de alguien que no venía encontrando ubicación dentro del espectro de la izquierda, desde que se derrumbó la  farsa soviética de la cual fue activo protagonista y defensor durante sus años de militancia orgánica en el PCU. En una nota que le realizara recientemente   radio El Espectador, Valenti realiza algunas afirmaciones y críticas al FA que muestran un cambio importante en la visión general sostenida hasta hace muy poco por el ex dirigente comunista. No vamos  a discutir si lo que dijo al respecto es o no acertado ya que no es de interés para esta nota. El objetivo es concentrarnos en desentrañar el porqué de estas nuevas posturas tan repentinas y contrastantes con lo que el empresario sostenía hasta su reciente alejamiento de Asamblea Uruguay. Nos cuesta mucho creer que Valenti  recién descubra “que la estructura del Frente es piramidal y anti democrática” como afirma en la nota mencionada, Y causa aún más asombro su acusación directa y sin preámbulos al MPP señalándolo como “fuerza colonizadora” del FA. Suena extraño que esta acusación provenga de quien integró la fuerza más dogmática  y menos unitaria de la historia de la izquierda como lo fue el PCU. Sabemos perfectamente que ese partido que fue construido con estructuras ideológicas, políticas y operativas totalitarias y verticales, encontró en el FA un medio para alcanzar sus intereses particulares, lo cual quedó demostrado en el “saqueo” constante de militantes al que el PCU sometió a todas las fuerzas “compañeras” desde el inicio mismo de la coalición. Valenti fue formado y forjado en un partido autoritario y con un gran poderío económico provisto por la entonces URSS que le permitía pagar a sus cuadros dirigentes para militar rentados, como profesionales, dedicados día y noche a socavar cualquier intento que no estuviera dentro de su estrategia de crecimiento político e ideológico. La tolerancia y los conceptos de democracia participativa eran combatidos con dureza por esa fuerza política que siempre vio en el FA un medio, nunca un fin.

Reiteramos que esta nota no pretende defender ni atacar posiciones, no nos duelen prendas de ningún tipo, opinamos desde la más absoluta libertad que nuestra concepción democrática nos pueda permitir. Pretendemos únicamente, como decíamos al comienzo, mostrar de qué forma las nuevas realidades comunicacionales y sus herramientas permiten  construir posiciones “relámpago” y generar “condiciones ambientales” muy rápidamente, a personajes que operan en función de sus intereses particulares. La contracara es que la misma dinámica que posibilita crear rápidas y oportunas “escenografías” a medida, permite también desenmascarar al instante a los camaleones oportunistas que “cambian de colores según la ocasión” como dice la canción.

Es a través de un medio digital precisamente desde donde nos permitimos recelar de la actual postura del empresario Valenti, como también de la de otros tantos oportunistas. Preocupa que nos quieran hacer creer que cambiaron. Para muchos jóvenes que no conocen toda la trayectoria de Valenti, sus diatribas altisonantes pueden resultar interesantes y atractivas, pero quienes conocemos su trayectoria vemos otra película, completa, sin recortes.

Llama la atención que este discurso incendiario surja inmediatamente después que  Astori lo desautorizara como vocero de Asamblea Uruguay por afirmaciones fuera de la línea del sector. No creemos que haya tenido repentinamente algún tipo de aparición religiosa que de forma espontánea le revelase, de pronto, todo lo que no supo ver en  más de cuarenta años de existencia del FA.

No aceptamos la impunidad, despreciamos la corrupción y el nepotismo, pero también nos preocupan los oportunistas, pescadores de río revuelto y, especialmente, los peligrosos camaleones con diferentes ropajes y lenguas avezadas que pretenden aprovecharse del desconcierto e indignación coyuntural de nuestra ciudadanía.

Gracias por su tiempo. Hasta pronto!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com