f Los carroñeros del dial | Parlamento Ciudadano

Los carroñeros del dial

LOS CARROÑEROS DEL DIAL

Con todo el respeto y cariño que siento por el medio radial, con el cual mantengo una larga, entrañable  y fiel relación, no he podido dejar de preguntarme: ¿Qué sería de la mayoría de los programas “periodísticos” radiales matutinos si un día desapareciera la prensa escrita y (ahora) los portales digitales de noticias?

Admito que la lectura tempranera de los titulares de los diarios en los medios radiales  pueda considerarse un servicio público, equiparable al informe meteorológico, los valores de las monedas extranjeras, el horóscopo,  etc. Convengamos que dicha información puede servirnos  como una guía para la jornada que se inicia y en algunos casos  ayudarnos a tomar ciertas decisiones de carácter vial-circulatorio y otras minucias. Es aceptable en la medida que se mantenga en un status de servicio. Hasta ahí todo bien… Pero ocurre que esta modalidad tan extendida entre la mayoría de los programas radiales matutinos, se va expandiendo en las programaciones, al punto que en algunos casos la labor radial periodística (o vv) consiste en la lectura de las portadas de los matutinos del medio primero y los internacionales después. La mecánica es, mas o menos la siguiente: Tanda/lectura de títulos/Tanda/Otro matutino… y así sucesivamente. En ese formato transcurre un buen pedazo de programa. Ah! Infaltable en la tanda el canje con el kiosco de la esquina (el 2º proveedor de noticias después de internet) La cosa sigue… el poder de infiltración de los diarios en la programación radial es tremendo… avanza  la metástasis y ahora surge en formato de un nuevo bloque: “Desarrollo de los titulares”: nueva tanda, igual mecánica, bla, bla, bla…  se fue la mañana. Fenomenal!! Tenemos un programaperiodísticomatutinoradial funcionando a full.                                                                                                 Mientras voy recorriendo el dial, tropezando una y otra vez con los mismos titulares me pregunto: ¿ Como llegamos a esto? ¿Como es que no surgen otras propuestas…? No se le cae una idea a nadie, dueños y empleados bloqueados por una mediocridad paralizante, avanzan como zombies camino a su propia extinción. Claro, podrán decirnos ”de afuera la ven fácil” a lo cual replicaríamos: fácil es lo que están haciendo, facilongo y berreta, de cuarta, casi inmoral. Aplican la ley del mínimo esfuerzo garroneando el trabajo ajeno por una rentita pirata.

A estos personajes les llamamos periodistas y les concedemos las ondas radiales que son patrimonio de todos los Orientales.

Hasta luego

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com