f SOJA TRANSGENICA: ¿SOMOS? O ¿NOS HACEMOS? | Parlamento Ciudadano

SOJA TRANSGENICA: ¿SOMOS? O ¿NOS HACEMOS?

SOJA TRANSGÉNICA: ¿SOMOS? O ¿NOS HACEMOS?

soja 2El tema de los cultivos transgénicos y en particular  de la soja, hace largo rato está instalado en la lista de problemas ambientales que preocupan y/o afectan a una parte importante de nuestra población. Cada tanto emergen con más o menos fuerza, reclamos y manifestaciones en contra de estas prácticas que avanzan olímpicamente , al parecer, por los suelos de nuestra Patria. 

Ultimamente se han hecho sentir con fuerza, las protestas y advertencias de un grupo de ciudadanos canarios, mayormente pequeños productores horti-frutícolas. Estos ciudadanos de Canelones han conformado una comisión que pretende frenar lo que llaman un peligroso avance del cultivo de esta legumbre asiática en su versión transgénica, sobre el Departamento.   Los argumentos esgrimidos van desde los daños sobre el eco-sistema en general a los perjuicios en la salud de personas y animales cercanos a las zonas de dichos cultivos.

La amplia difusión que han tenido las denuncias y reclamos hechos a lo largo y ancho del país, nos hacen pensar que no debe haber nadie ajeno a esta problemática. No estamos tan seguros, en cambio, de las posiciones tomadas , a favor o  en contra, de las demandas de quienes se oponen a estos cultivos. En estos asuntos ambientales, por lo general hay una parte denunciante, muy activa y movilizada, que presenta abundantes argumentos y documentación y la otra que recibe en silencio los reclamos y protestas sin dar respuestas ni presentar argumentos en su favor. El establishment, mientras tanto, trata de dar una imagen de neutralidad que no convence a nadie. Basta con leer o escuchar los espacios  del agro en los medios para ver como se lavan las manos ninguneando a unos y sosteniendo silenciosamente a los otros. Pero la nave va… los cultivos avanzan imparables y los “Mega-agronegocios” siguen llenando los mismos bolsillos. Del  lado de los detractores, las protestas continúan, con intermitencias y sin lograr resultados concretos. No es fácil en Uruguay conseguir resultados concretos de nada, y creemos, humildemente, haber descubierto una de las  causas de este fenómeno.  Hagamos un paréntesis para compartir nuestra visión al respecto.

Somos un País “hiper diagnosticado” y esta afirmación fácilmente demostrable, nos define en muchos aspectos. Cuando en una sociedad la información, clasificación y descripción de los grandes  problemas es clara, abundante y bien difundida, es de suponer que en plazos mas o menos razonables, muchos de dichos problemas deberían resolverse o estar “en vías de”. Pues bien, eso podrá aplicar en cualquier parte, menos en nuestro país. Sabemos que la mayoría de los fumadores conoce ampliamente los riesgos y las consecuencias que ocasiona el uso del tabaco, no obstante continúan fumando; Los conductores conocen el peligro de manejar alcoholizado o usando el celular, sin embargo muchos lo hacen igual. Estos comportamientos confirman que la abundancia de diagnósticos y el conocimiento del problema no aseguran su resolución.

Los que hemos doblado el codo y ya tenemos mas pasado que futuro, venimos oyendo hablar de problemas nacionales desde nuestro ingreso a primaria. Algunos ya son parte de nuestro ser Nacional, la basura de Montevideo bastaría como ejemplo, abundan los diagnósticos, sesudos informes y viajes al extranjero… y la basura sigue ahí, invencible. Seguimos generando  montañas de informes y datos estadísticos que nunca utiliza nadie … y he ahí la madre del borrego, re contra sabemos lo que nos pasa, por que nos pasa y en que proporción, pero ni una palabra sobre como solucionarlo, no se le cae una idea a nadie como dicen ahora. Eso viene ocurriendo desde hace mucho en todas las áreas y actividades, mayormente de la esfera pública, aunque en gran parte de lo privado también sucede.

Sobran “diagnosticadores” y faltan “solucionadores”, podríamos concluir.

Volviendo a la soja trangénica, aplica perfectamente el anterior razonamiento, estamos hasta la coronilla de los detalles del problema, ahora bien, ¿como se arregla?,  ¿como hay que pararse ante un sistema que juega a las escondidas y al ninguneo porque le conviene para que todo siga igual? ¿Cuando termina el tiempo de información y concientización y empieza el de acción e intimación? ¿Como se los enfrenta sin caer en ninguno de los terrorismos facilongos e inútiles que ya conocemos? ¿Es posible?. La formulación y las respuestas a estas y otras tantas preguntas, serían la bisagra entre el diagnóstico y la creación de un plan de acción para resolver la mayoría de los problemas que nos aquejan. El recorrido de este camino requerirá de un importante proceso de sinceramiento y blanqueo  de los intereses que los movilizan en cada caso. Por que es necesario separar la paja del trigo. Estos movimientos defensores del medio ambiente  y otros intereses están integrados por gente de desiguales convicciones y motivaciones, por ejemplo: tenemos por un lado al ecologista militante, movido por unos principios humanistas y universalistas y por otro al que ahora salta porque tiene la soja en el campo de en frente. No buscamos criticar ni devaluar a quienes se movilizan por esta justa causa, sean cuales sean sus motivaciones, queremos, simplemente señalar, que ciertas ingenuidades voluntaristas pueden terminar arruinando la mejor herramienta que se tiene para enfrentar estos fenómenos. Hemos visto naufragar muy buenos y bien intencionados intentos a causa de conflictos de intereses sin mucho valor. Se pueden conseguir los objetivos aunque las motivaciones no sean idénticas pero ¡ojo! las diferencias deben aparecer antes y no durante el fragor de las batallas… Por eso lo del título:

¿SOMOS? (Ecologistas) o ¿NOS HACEMOS?

Gracias por tu tiempo y HASTA LA VISTA!!!

 

1 Comentario

  1. Washington

    Muy bueno el articulo. Me gusto el encare. Pero una cosa es cierta y por eso me adhiero a la Comision que lucha contra el cultivo de soja en Canelones, la estan plantando a la vuelta de casa, por asi decirlo, falta que la comienzen a plantar en Montevideo y entonces cerra y vamos. En una cosa estoy completatmente de acuerdo con la nota: no aparecen soluciones, no aparecen propuestas y si surgen es cuando ya el dano esta hecho.
    Bueno el Blog lo voy a recomendar.
    Washington

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com