f UNIVERSIDADES PRIVADAS, "DONACIONES" Y NOSOTROS | Parlamento Ciudadano

UNIVERSIDADES PRIVADAS, “DONACIONES” Y NOSOTROS

donacionesUNIVERSIDADES PRIVADAS, “DONACIONES”  Y NOSOTROS

Las portadas de los principales diarios marcaron la mañana de domingo, noticiando que durante el tratamiento de la Rendición de Cuentas,  la bancada del Frente Amplio propondrá una modificación en el régimen  de donaciones especiales con exoneraciones fiscales que hacen las empresas privadas a los centros de educación universitarios, Universidad Católica, Universidad de Montevideo,  ORT y CLAEH.

Entendamos primero como funciona el procedimiento para poder tomar posición clara, sólida y justa, porque “en tiempos apretados es hora de contar las monedas”, solía decir la Nona.

Ingresemos en tema. Cuando una empresa “dona” a una universidad privada, el Estado le devuelve a la empresa un porcentaje importante de lo que “dona” mediante una quita a los impuestos que debe pagar la empresa. Esta es la esencia de la ley.

Veamos antes algunas cifras para poder cuantificar el “sacrificio económico financiero” que hacen las empresas privadas para apoyar a las universidades, también privadas. Pero, antes de pasar a visualizar números, anticipo muy esclarecedores, debemos recordar que las Instituciones universitarias privadas son pagas, es decir, cada carrera tiene un costo para el alumno.

Bajo el llamado régimen de donaciones especiales con exoneraciones fiscales, las empresas pueden aportar fondos a proyectos específicos realizados por instituciones de enseñanza (ley 18.083, articulo 79). De ese aporte, el Estado contribuye con 75% del monto y la empresa con el 25% restante. Sí, como lo leyó, el Estado aporta (o subvenciona) el 75%. Es decir nosotros. De cada 1.000 pesos que “dona” la empresa a la Universidad Privada, 750 pesos lo ponemos nosotros. ¡La empresa hace un sacrificio de 250 pesos para financiar becas e investigación!

¡Es sorprendente afirmar que las empresas financian becas y proyectos de investigación!

Cuando nos enteramos de este tema, provocó irritación y malestar. Tomar conciencia que todos los ciudadanos de ese país, que nos esforzamos trabajando, pagando impuestos e intentando ser austeros en “tiempos de vacas flacas”, estemos financiando la formación de becarios y aportando en proyectos de investigación a estudiantes de universidades privadas es impactante para utilizar un término académico. ¡Y, que los méritos se los lleven las empresas “donantes” y las universidades privadas…!

Para continuar precisando. Un medio de prensa capitalino difundió los montos que reciben las Instituciones. Por ejemplo la Universidad Católica recibió en promedio durante los últimos cinco años US$ 481 mil anuales, la Universidad de Montevideo US$ 426 mil y la Universidad ORT, US$ 406 mil. Muy por debajo, la Universidad de la Empresa tuvo una contribución de US$ 69 mil anuales y el CLAEH, US$ 40 mil.

1.- Ahora, supongan un hipotético número de empresas que “donan” a cada Institución y el aporte se dividiera entre ellas, entonces, ¿cuánto seria el peso de las donaciones para cada una de ellas? ¿No están dispuestas a aumentar las “donaciones”, reduciendo mínimamente los márgenes de ganancia en beneficio del financiamiento de becarios en universidades privadas?

2.- Suponga que las Universidades privadas, también, hacen un esfuerzo para solventar becas a alumnos que no pueden pagar los costos de la carrera en esas Instituciones y por diferentes motivos eligieron formarse en ella. ¿Es difícil, engorroso, económicamente inconveniente disponer de un número de plazas a costo de la Institución y en beneficio de la sociedad? ¿O, los aportes sociales siempre deben ser realizados con aportes del Estado, es decir de todos nosotros?

3.- Suponga ahora que las universidades privadas determinan aumentar un dólar (30 pesos) mensual a cada estudiante en la cuota como si fuera un incremento de carácter solidario, concepto que reclaman tan fuertemente a la diputada Gelman por la propuesta.

La cantidad total transferida de nuestros bolsillos y retaceada del presupuesto educativo es de 1.400.000 dólares anuales. Si multiplicamos por cinco años, el monto transferido asciende, a nada más y nada menos, a 7 millones de dólares.

Estime cuantas becas se pueden otorgar con esos millones en la Universidad de la Republica,  gratuita y con niveles de excelencia que nos enorgullecen. Calcule también, cuantos proyectos de investigación en la UDELAR se podrían apoyar. Imagine la cantidad de carreras que podrían financiarse en el interior del país con esos recursos, que en definitiva son nuestros ahorros.

Así de sencillo, así de simple es la disyuntiva que plantea la diputada Macarena Gelman, principal impulsora de esta iniciativa con profunda intención redistributiva y de equidad social con los escasos recursos que dispone la sociedad (no olvidar que provienen de todos nosotros). La propuesta, también refuerza el concepto de que en tiempos de dificultades económicas, todos debemos poner el hombro a las adversidades, especialmente aquellos sectores con mayores solvencias económico-financieras.
Apoyamos fervientemente a la diputada Gelman por la iniciativa y la acompañamos desde este espacio donde los ciudadanos que desean y sienten la necesidad de expresar sus opiniones, comentarios, críticas y propuestas encuentran un lugar.

Saludos

9 Comentarios

  1. Anselmo

    Estimado parlamentero, hacía mucho que no leía un artículo tan contundente y esclarecedor, es el periodismo que hace falta, al pan, pan… La careteada infame de estos maestros de la mosqueta merece la condena mas radical de la ciudadanía. Basta de hipocresía, Basta de falsedades. Adelante Parlamento Ciudadano!!! sigan dando el ejemplo.

    Anselmo/Tenerife

  2. Condorito

    Estimados: para hacer un análisis completo del tema deberíamos agregar las importantes donaciones que recibe la universidad pública de las empresas privadas, donaciones que son superiores a la de las universidades privadas y no se informan en el artículo.

  3. Diego

    Estimados Sres. de Parlamento Ciudadano en primer lugar me gustaría saber a quién / quienes tengo delante y quienes pretenden debatir sobre un tema que en el segundo párrafo esta claro que no tienen idea, a menos de las metamatemáticas.

    Conceptualmente el desarrollo es producto de la investigación y de la innovación, lo que se consigue a través de profesionales bien capacitados y recursos para llevar adelante proyectos que solucionen problemas u optimicen procedimientos.
    La única manera que se puede llevar esto adelante es apoyando a alumnos que se lo merezcan y financiando el I+D+i, con buen criterio el parlamento (el de verdad), impulso una ley que contiene en su articulado beneficios fiscales para empresas privadas que decidan apoyar estos centros de estudio e investigación. Vale aclarar que esto no es nada novedoso o propio de los uruguayos si no que es moneda corriente en las sociedades desarrolladas, demócratas, y libres.

    El tema por otro lado, que las cuentas que hace ustedes tampoco salen, y los uruguayos lejos de pagar como dicen ustedes luego se beneficiaran los servicios profesionales que sean brindados por los estudiantes universitarios que han recibido esas becas, pues todo tarea siempre revierte en benéfico de la sociedad ( en mayor o menor medida siempre es así), yo le pediría a ustedes que pregunten a los profesionales con los que tratan donde se han graduado.

    Para concluir ustedes hace mal las cuentas y dicen cualquier cosa, típico de los populistas, las empresas pagan impuestos y estos impuestos suelen ir a la caja de los estados para cubrir los presupuestos entre los que cuenta la educación y los demás gastos (incluido en pufo de ancap que ese si lo pagamos entre todos).

    Por otra parte nuestra ley prevé que de determinada cantidad que se done a universidades, liceos, etc. Una parte se pueda desgravar es decir (no transferir a las arcas de estado) y otra parte de esas obligaciones si se deba pagar a las arcas del estado.

    Siguiendo con sus números que haría que ver si se ajustan o no a la ingeniería fiscal, vamos a ver lo que es cierto:

    Una empresa decide donar una parte de los impuestos que debe pagar $ 1.000 a una universidad, ya que puede deducir una parte del pago al estado.

    Por tanto la empresa sacara de la caja $1.000 que deposita en la cuenta de una universidad.

    De esos $ 1.000 el estado le exonera de pagar $ 750 por lo que la empresa si debe pagar al estado 250.

    Si hacemos bien las cuentas a la empresa pagó los $ 1.000 más 250 que está obligado a pagar al estado entonces en total la empresa saca de su caja $ 1.250.

    Pero si nos vamos a la realidad ustedes podrán ver y comprobar si investigan que esos $ 750, que las empresas desgravan es solo un porcentaje muy pequeño de los impuestos que paran al estado. Y les pongo con un ejemplo.

    Una empresa tiene que pagar $3.000, la empresa decide donar a una universidad $ 1.000

    De la caja de la empresa saldrán $2.250 que depositaran en las cuentas del estado y $1.000 que depositaran en la cuenta de una universidad. En totla de la caja de la empresa salen $3.250 que deuea u otra se revertirán en la sociedad.

    Es asunto de toda esta historia culmina si entendemos el espíritu que motivó a los legisladores uruguayos a incentivar el apoyo a la formación universitaria y la investigación o valoramos un discurso populista, que lo único que ha traído a nuestra región es miseria y hambre, basta solo ver la experiencia Venezolana.

  4. Tito de la curva

    Señor Diego, acabo de leer la nota y su comentario, 3 cosas quiero señalar: 1o. Las cifras de la nota son correctas,con ver la ley alcanza.2o. No es necesario el doc. de identidad de nadie para debatir leal y respetuosamente, estamos en Democracia.3o. El que anda flojo en matemáticas y gramática es Ud., es inentendible el cóctel de cifras que presenta y de la escritura mejor no hablamos. Saludos/Tito

  5. Walter

    ¿Por qué el estado debe ayudar a una universidad a la que no puede concurrir por razones económicas, todo el estudiantado del país?
    La empresa privada puede seguir aportando libremente a sus instituciones. No se les impide ser generosos. Simplemente el estado ya no colaborará con estas instituciones porque bastante tiene con solventar las que son gratuitas para todos por igual.
    ¿Queremos igualdad o privilegios?
    La libertad de enseñanza significa que es libre para todos y se asegura de que así sea, por medio de su gratuidad.
    La enseñanza privada, no es libre. Es, como lo dice su propia denominación: privada.
    Privada, de privar, prohibir, seleccionar, no permitir. Eso es privilegio y el estado no debe promover privilegios ni privilegiados y menos aun obligar a los no privilegiados a mantener los privilegios. Somos todos iguales ante las leyes.

  6. Walter

    Diego,
    “La Udelar recibió casi unos $ 52 millones de pesos menos que las cinco universidades privadas, entre 2012 y 2015, por concepto de donaciones.

    El Instituto Universitario Claeh, la Universidad Católica, la de la Empresa, la Universidad de Montevideo y la ORT recibieron al cierre del año 2015 unos $44.137.898, según publica el diario La República.

    Las Universidades privadas recibieron donaciones por $ 141.520.028 mientras que las públicas un total de $ 88.752.078 en igual período.
    De estos montos, las empresas son exoneradas por un 83% en sus obligaciones de IRAE. Ese 83% es el del que se hace cargo el Estado uruguayo.”
    Fuente: diario La República.

  7. Arriba lo privado

    Un mamarracho la nota, poco profesional y llena de subjetivismo. Mediocre la nota y, por lo visto, el que la escribió.

    Y bue, lo de que en la universidad pública hay “excelencia” solo merece una fuerte carcajada!!

  8. Francisco

    Estoy de acuerdo con eliminar las exoneraciones fiscales a empresas privadas. A mi que pago impuestos y muchos es un insulto que le demos nuestro dinero para financiar becas en instituciones privada, me parece un abuso. Si quieren fomentar la solidaridad con personas que no pueden solventarse una carrera que saquen dinero de sus empresas y paguen amigo de arriba lo privado. Que pongan los recursos ellos mismos y no nos saquen el 83% y todavía dicen que el merito es de ellos. Que farsa, que tropa de mentirosos.
    Otra cosa amigo, espero que no te enfrentes a la necesidad de tener que solicitar una beca para estudiar en una de las U. privadas porque seguramente no te aprobaran, no olvides que se reúnen, probablemente, en verano en punta del este para decidir con el dinero de todos nosotros quien debería estudiar y quien no.

    Porque no averiguas como funciona el Servicio de Bienestar Universitario para solicitar becas y el Fondo de Solidaridad para becas económicas. Averigua cuales son las condiciones y sobre que carreras dan la beca. Seguramente encontraras una sustantiva diferencia entre lo publico y lo privado, poque me da la impresión que no sabes diferenciar entre publico y privado, especialmente entre objetivos propios y sociales isa como los intereses detrás de los objetivos entre privados y públicos. Evidentemente no entendés la diferencia entre privado y publico, por eso no entendés el contenido de la nota que escribieron en este Blog. Evidentemente no estas informado del nivel de excelencia que tiene la UDELAR y las privadas, especialmente quienes clasifican las publicas y quienes clasifican las privadas. En fin, estimado autor de “Arriba lo privado” da la impresión de que calificas a la ligera, tipo barra brava que alienta del sector de la barra por interes particular y con la profundidad de un charco de agua. Como sotenes lo de carcajado lo tuyo es un lagrimon.
    Te invito a intercambiar opiniones sobre argumentos un poquito mas serios. Con gusto te acompaño.

    Francisco del Centro.

  9. Arriba lo privado

    Ay Francisco! Te chorrea lo resentido. No tenés ni idea como funcionan las becas. Se accede más fácilmente de lo que crees y mucha gente que estudia en lo privado lo hace con sacrificio. Y que tiene que ver Punta del Este!!?? Ahí fue donde te saltó el resentimiento che.
    A la UdelaR la bancamos todos, bancamos a los inútiles haciendo que estudian y a los docentes haciendo que dan clases. Parásitos que pasan más del triple o cuádruple de años haciendo una carrera que todos pagamos.
    Hay que privatizar todo, hasta la escuela pública, ahí vas a ver como funciona de lindo y se dejan de joder los parásitos estatistas.
    Igual buena tu intervención, era la idea, que algún camisetero populista saliera con su blablabla y gastara un poco más de su tiempo.

    Ahhm, otra cosa, arreglá tu teclado, te comiste una cantidad de letras y digitaste cualquiera.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com